Sosúa

Disfrute de un paseo tranquilo por la ciudad, compre, practique el snorkel, el buceo, vaya a pescar, navegue en un catamarán, recorra sus colinas, tome el sol, ¡Sosúa lo tiene todo!

Esta ciudad ofrece una de las playas más bellas de la isla con arena fina y aguas cristalinas. Las tiendas y restaurantes corren paralelos a la playa y están disponibles para compras, comida, bebidas e incluso servicios de playa. La otra playa en el pueblo es Playa Alicia, muy visitada por turistas y residentes. Sosúa también cuenta con grandes supermercados, un moderno hospital y una gran variedad de restaurantes.
La historia de este pueblo costero es muy singular. A principios de la década de 1940, muchos judíos llegaron aquí para escapar de la persecución de la guerra. Los refugiados se establecieron en la parte este de Sosua conocida como El Batey y formaron la exitosa cooperativa Productos Sosúa, que existe hasta el día de hoy. También hay una sinagoga y un pequeño museo judío que detalla la historia de los refugiados.